En un mundo cada vez más tecnológico, la robótica y la programación han ganado una preponderancia propia de un cambio de era.
Concretamente en el ámbito de la educación, estas tendencias permiten, no sólo motivar a los estudiantes a desarrollar razonamientos lógicos, programar o dar vida a nuevos dispositivos, sino también fomentar el trabajo en equipo e interactuar de una manera real. Si bien estas corrientes vienen pisando fuerte, todavía son muchas aulas las que deben captar las necesidades de aplicarlas a los programas de estudios.
Ahora bien, surge una pregunta clave para entender estas tendencias: ¿Por qué resultan de tal importancia?
Es que el increíble potencial que la robótica y la programación tienen en la experiencia de aprendizaje, no se limita únicamente a materias vinculadas a nuevas tecnologías sino que, además, puede trasladarse a otros ámbitos: los alumnos aprenden mediante actividades basadas en la manipulación, desarrollan sus capacidades para entender ideas abstractas, mejoran las competencias de trabajo en equipo y adquieren conocimientos informáticos y fluidez tecnológica que puede adaptarse a cualquier edad.
Los beneficios que se dan al educar la mente en edades tempranas -principalmente mediante procesos complejos como la programación y la robótica- muestran que los niños sean más receptivos a la hora de afrontar problemas y esta predisposición es esencial de cara a la cambiante sociedad actual.
Generalmente cuando nos hablan de robótica, nuestro pensamiento imagina brazos mecánicos, o nos traslada a películas o imágenes ficticias en laboratorios. Es por eso que requiere importancia el de explicar a qué nos referimos en los conceptos. Ejemplo, en el caso de un robot, hablamos de un conjunto de mecanismos capaz de interpretar la solución a un problema. Su diferente configuración de sistemas, engranajes, y demás que lo componen,  son unidos buscando una ejecución concreta que puede ser más o menos general.
En lo que refiere a la programación, no hacemos referencia a crear videojuegos ni tampoco hacer aplicaciones o diseños web. Programar es implementar una solución metódica a un problema que se puede resolver, y la complejidad de esa solución puede ser mayor o menor en función de nuestra capacidad para encontrarla o de la naturaleza misma del problema en cuestión. El resultado de este proceso será un programa, el cual puede ser representado en distintos lenguajes: html, Java, etc, por nombrar algunos.
El aprendizaje de la robótica sustentado en la programación es necesario para introducir a los alumnos en la comprensión de las interacciones entre el mundo físico y el virtual.
Además de ser un campo de la tecnología digital de creciente importancia en la sociedad actual, estas nuevas tendencias generan en los estudiantes un alto nivel de motivación, lo cual la convierte en un recurso pedagógico sumamente potente de cara al futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *